La Policía Municipal de Pozuelo de Alarcón refuerza su presencia en las calles y en los lugares con mayor afluencia de público por la Navidad, entre el 12 de diciembre y el 7 de enero.

El objetivo es hacer especial hincapié en la vigilancia de los centros comerciales para evitar los robos en y de vehículos y los robos y hurtos a personas en su interior y alrededores.

Una vigilancia que se hará en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, con los que se trabajará para incrementar la vigilancia de las viviendas y zonas residenciales del municipio. En este sentido, se realizarán controles conjuntos diarios de vehículos y personas que accedan o circulen por el municipio.

Asimismo, se llevará a cabo una especial vigilancia para evitar molestias por ruido a determinadas horas.

Este año, además, ejercerán un control exhaustivo en las calles para asegurar que se cumple el horario estipulado en las 1:30 de la madrugada los días 24 y 31 de diciembre. Esos dos días se comprobará también que a esa hora todos los locales están cerrados, tal y como marca la normativa de la Comunidad de Madrid.

Los agentes patrullarán también en eventos como la Feria del Regalo Navideño y en el punto de salida y llegada del tren navideño, por contar con una mayor presencia de personas. También incrementarán su presencia en las calles más comerciales y en los centros comerciales de la ciudad y estarán presentes durante la recogida de cartas a los niños por parte de los Reyes Magos.

Por otro lado, se llevarán a cabo campañas preventivas en materia de Seguridad Vial, como la realización de controles de alcohol y drogas durante estos días, en colaboración igualmente con la Dirección General de Tráfico.

Este año también pondrán en marcha la campaña de protección al consumidor, inspeccionando los comercios del municipio y comprobando que los productos comercializados cumplen los requisitos exigidos por la normativa en materia de consumo, en especial los bazares. En este apartado se vigilará igualmente el almacenamiento y venta prohibida de artículos pirotécnicos. En este punto se realizará una especial vigilancia y control de los establecimientos que ejercen la venta de alcohol, para evitar su posible venta y posterior consumo por parte de menores.