La exposición organizada por la Concejalía de Cultura de Pozuelo en colaboración con la Comunidad de Madrid, la Filmoteca de Catalunya y los archivos H. Greene, bajo el comisariado de Cristina Carrillo de Albornoz, podrá visitarse a partir del 17 de marzo y hasta el 4 de abril.

La muestra se compone de 84 fotografías escogidas de las 50 sesiones que el legendario fotógrafo de moda y cine del siglo XX, el neoyorkino Milton H. Greene (1922-1985) realizó con la actriz estadounidense. Ningún otro fotógrafo capturó y pulió la imagen de Marilyn Monroe (1926-1962) de una manera tan emotiva y lúdica como Milton H. Greene. El célebre fotógrafo, que se convirtió en su amigo y confidente, tuvo un acceso excepcional a la actriz de 1953 a 1957.

Milton H. Greene

Fotografió por primera vez a Marilyn en 1953 para la revista Look en la serie Mandolina; en ese momento tenía 31 años y Marilyn tenía 27. “Se llevaron bien desde el principio”, señala el hijo del artista, Joshua, de 66 años, quien ha restaurado meticulosamente los archivos de su padre compuestos por más de 300.000 imágenes. “Mi padre estaba realmente cautivado con su autenticidad”. Entre los dos surgió rápidamente una estrecha y calidad amistad. En 1956 crearon su propia compañía de producción cinematográfica: Marilyn Monroe Productions, produciendo las películas “Bus Stop” y “The Prince and the Showgirl”.

Antes de casarse con Arthur Miller, Monroe vivió con Milton H. Greene y su familia en su granja de Connecticut. Durante este tiempo, Milton H. Greene pudo capturar entrañables instantáneas de Marilyn, mostrando sus diferentes estados de ánimo. Tuvo un acceso sin precedentes a la actriz, tomando más de tres mil fotos suyas. Su objetivo capturó magistralmente la complejidad de la actriz, su ingenuidad y su sensualidad y su sentido del humor, su inteligencia, su enigmático carisma y, sobre todo, su amor por la cámara.

Milton quería que Marilyn romper con su estereotipo de “icono sexual”, y durante sus años juntos, la fotografió con diferentes personajes y en distintos contextos. La exposición, realizada con los archivos H. Greene, que custodian el material exclusivo de la actriz, ofrece una oportunidad única para descubrir la versatilidad de la actriz y del ser humano lejos de los focos, en los más distintos escenarios: en descansos de rodajes, en su estudio, en su casa y en privado.


Una Marilyn “radiante y natural”

La muestra incluye tomas destacadas como el célebre retrato “The Ballerina”, uno de los tres más famosos del siglo XX. También imágenes de “The Hooker Sitting” (1956), las fotos más cándidas de su boda con el dramaturgo Arthur Miller, o con actores como
Marlon Brando o Sir Lawrence Olivier. Las imágenes menos conocidas, pero no menos conmovedoras, como “Winsome en White Fur” (Nueva York, 1955), y las famosas sesiones en los lugares más diversos, desde Arizona hasta la fiesta en Nueva York con
Marlene Dietrich, también estarán en muestra.

“Estas imágenes tomadas en la cima de la carrera de Marilyn Monroe muestran una Marilyn radiante y natural, y revelan un punto de inflexión muy poco conocido: el momento en que Monroe empezaba a controlar tanto su imagen como su vida”, dice la comisaria de la muestra Cristina Carrillo de Albornoz, quien concluye “en última instancia, la exposición tiene como objetivo retratar la profunda verdad de la belleza (como escribió John Keats), la feminidad atemporal y la increíble fuerza interior que irradiaba Marilyn Monroe y que, en última instancia, le permitió abrirse paso hacia la cumbre en las más circunstancias más adversas”.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha invitado a los vecinos “a visitar esta nueva exposición que llega en marzo a nuestra ciudad demostrando la gran calidad y variedad cultural que alberga Pozuelo de Alarcón, siempre cumpliendo con todas las medidas dictadas por las autoridades sanitarias frente al Covid-19”.


Horarios de visita

La exposición puede visitarse hasta el 4 de abril, de miércoles a domingo, incluyendo festivos, en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00. Las salas, para cuyo acceso es obligatorio el uso de mascarilla, cuentan con un aforo limitado y disponen de geles
hidroalcohólicos.