El equipo de Gobierno de Pozuelo de Alarcón ha llegado a un acuerdo con el Grupo Municipal Vox para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de 2021. El pasado martes, la alcaldesa, Susana Pérez Quislant, y el portavoz de Vox, Juan Ignacio Fernández, firmaron el documento de acuerdo.

En el texto se recoge el compromiso de realizar la creación de una rotonda en la confluencia de la avenida Juan XXIII con la calle Martina García, la conversión de la actual plaza de la Constitución en rotonda, el acondicionamiento de los caminos vecinales del Monte de Pozuelo, y la construcción de un recinto o parque canino en el parque del Cerro de los Perdigones.

Asimismo, se ha acordado destinar una partida presupuestaria a la atención jurídica, social y psicológica de las personas que sufren violencia intrafamiliar y no están protegidas en la actualidad.

Ambos grupos municipales comparten el objetivo de transformación, modernización y mejora de la ciudad, diseñado en el acuerdo relativo a los presupuestos de 2020, que no se ha podido culminar por la situación generada por la pandemia. Por ello, tendrán su continuación en los términos ya convenidos en el mismo acordando que en los presupuestos de 2021 se incluyan las dotaciones necesarias para llevarlos a buen fin.

En concreto, se trata de los siguientes proyectos y actuaciones: incremento de la dotación presupuestaria en los estudios de viabilidad y anteproyectos para el soterramiento de la línea del ferrocarril que cruza la ciudad y la creación de una nueva área intermodal de transporte junto con un segundo aparcamiento disuasorio en Pozuelo Estación; la continuación del programa Pozuelo, Municipio por la Vida; el proyecto del Arroyo de Pozuelo, para el encauzamiento del arroyo y la creación de una zona de paseo y de vía alternativa para la movilidad urbana; y la puesta en marcha del plan de movilidad sostenible en todo el municipio, con la creación de un primer anillo de circulación para vehículos de movilidad urbana.

También se mantiene del en el anterior acuerdo, el que desde el Gobierno se impulse las iniciativas necesarias para instar y apoyar a las empresas de vehículos compartidos, con el fin de ampliar las zonas de implantación de sus servicios. Por último, el equipo de Gobierno y Vox han acordado la revisión del PGOU.

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ha mostrado su satisfacción ante la firma de este acuerdo. “La ciudad necesita estabilidad y más en unos momentos como los que estamos viviendo por culpa del Covid-19. Con este acuerdo garantizamos que podremos seguir invirtiendo en mejorar la vida de los ciudadanos de Pozuelo”, ha subrayado.