El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, desde el área de Familia, Mujer y Servicios Sociales, ha intensificado los recursos para atender a personas en situación de vulnerabilidad, durante la pandemia provocada por el coronavirus. La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha declarado que “es primordial en estos momentos ayudar y colaborar con quienes más lo pueden necesitar y por ello, desde el Ayuntamiento, hemos reforzado los servicios para atender sus necesidades”.

De esta forma, el Cabildo ha puesto en funcionamiento dos líneas telefónicas para canalizar las distintas solicitudes:

91 398 40 00 y

91 398 40 02.

Además, se está realizando un seguimiento continuado a los centros que atienden a personas con discapacidad y residencias de mayores con el objetivo de colaborar y canalizar sus peticiones.

Atención a las personas mayores

Desde los inicios de la crisis, se puso en marcha un plan especial de atención a las personas mayores de la ciudad. Consiste en el trabajo de seguimiento telefónico diario de estas personas con el objeto de prestarles ayuda. Se centra en labores como realizar la compra o recibir los medicamentos e interesarse por su estado. También responde a la necesidad de resolver dudas y hacer que en todo momento se sientan acompañados. Este servicio, complementa al de teleasistencia ya existente con anterioridad. De igual forma, el Ayuntamiento continúa prestando el servicio de ayuda a domicilio y comida preparada para las personas más vulnerables.

Vales de alimentos

Otra de las ayudas que se está llevando a cabo es la concesión de vales de alimentos para familias con hijos menores y para aquellas que presentan situaciones de vulnerabilidad, estableciendo un procedimiento de urgencia para tramitar las ayudas económicas de emergencia social. El Consistorio ha elevado económicamente las partidas presupuestarias que inicialmente se asignaron a estos fines.

Protección Civil y voluntariado

La labor de Protección Civil es esencial en estos días de confinamiento y de situación de crisis sanitaria. Por esta razón se ha establecido un protocolo de coordinación con este servicio y otras entidades sociales del municipio, que atienden las necesidades más urgentes. Además, la colaboración ciudadana está suponiendo un trabajo ejemplar e indispensable, gracias a que los pozueleros se han volcado en las ayudas en forma de voluntariado. Su trabajo se ha organizado mediante una red de voluntarios que complementa la atención de necesidades atendidas por Protección Civil para canalizar las distintas aportaciones.