cementerio

Los vecinos de Pozuelo de Alarcón podrán visitar el cementerio Santo Ángel de la Guarda, durante estos días, a pesar de encontrarse dentro del área básica de salud San Juan de la Cruz, actualmente declarada como zona restringida de movilidad.

La Comunidad de Madrid autorizó este lunes esta medida, aunque la condición es que se respeten las medidas de protección individual y colectiva dispuestas por las autoridades sanitarias competentes. El aforo no podrá superar el tercio de la capacidad total, tal y como recogen las normas dictadas por el Gobierno regional para esta zona básica de salud.

Dispositivo especial con mayor presencia policial

El Ayuntamiento pondrá en marcha un dispositivo especial el 1 de noviembre que contempla mayor presencia policial, apoyada por los voluntarios de Protección Civil. Habrá patrullas en el exterior del cementerio velando por el cumplimiento de las normas y por la seguridad. En el interior será el personal de la empresa encargada de gestionar el cementerio el que velará por el cumplimiento de las normas.

Asimismo, se procederá a cortar el tráfico en las dos rotondas de acceso al camposanto: la que se encuentra en el cruce de la calle San Juan de la Cruz con la calle Camino Viejo de Alcorcón, y la situada en el Paseo del Club Deportivo con la avenida de Juan Antonio Samaranch.

Medidas de seguridad añadidas

Desde el Consistorio se recomienda aparcar en los estacionamientos del mercadillo y del cementerio y desplazarse caminando hasta el camposanto. Allí, para evitar la concentración de personas habrá una única puerta de acceso y dos salidas. Además, dentro del cementerio habrá un circuito de entrada y salida, indicados con flechas, para evitar el cruce de personas que se mueven en distinta dirección.

En la entrada precisamente se entregará un folleto con las normas a los visitantes y una toallita con gel desinfectante, que deberán aplicarse antes de tocar elementos del interior. Asimismo, habrá dispensadores en la puerta de acceso para echarse gel antes de adentrarse en el recinto. En materia de desinfección, la empresa encargada de la gestión del cementerio ha reforzado la limpieza diaria, al igual que el personal para informar y controlar el aforo, establecido en 1.800 personas, por lo que solo podrá haber dentro un tercio de esta cantidad. El Ayuntamiento reforzará el servicio de recogida de basuras. Además, los cubos permanecerán abiertos.

La Policía Local también ha reforzado esta semana su presencia en el cementerio, ante la mayor afluencia de vecinos y visitantes y seguirá con ese refuerzo en los días posteriores al 1 de noviembre.

Horario del cementerio

El horario del cementerio es de 9 a 18 horas todos los días y el tiempo máximo de la visita 30 minutos. Además, desde el Consistorio se recomienda que no se visite en grupos de más de 4 personas, aunque la normativa permita hacerlo hasta 6, con el fin de evitar grandes concentraciones de personas.

Este año no habrá misa en el cementerio, pero las personas que lo deseen pueden apuntar en su parroquia a sus difuntos para que se rece por ellos en las misas que se celebren en las iglesias de Pozuelo de Alarcón.

Pérez Quislant: “Os pido que los que podáis acercaros en los días previos o posteriores, lo hagáis”

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha pedido a los vecinos y visitantes de otros lugares que eviten acudir el 1 de noviembre y que lo hagan en los días previos para evitar que se concentren muchas personas. “Una vez más apelo a la responsabilidad individual para hacer frente al virus. El 1 de noviembre es una fecha muy importante para todos en la que recordamos especialmente a nuestros seres queridos ya fallecidos, pero este año debemos evitar congregarnos el mismo día todos en el cementerio. Os pido que los que podáis acercaros en los días previos o posteriores, lo hagáis, así evitaremos grandes concentraciones de gente”, ha señalado la regidora.

Pérez Quislant ha destacado “el dispositivo que va a poner en marcha el Ayuntamiento para ese día con más presencia policial”. Además, ha destacado “el refuerzo de la limpieza y la vigilancia del cumplimiento de las normas dentro del cementerio”.