La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, anunció hace unos días nuevas medidas económicas aprobadas a causa del coronavirus COVID-19, que tienen la intención de mitigar el impacto económico que esta crisis sanitaria haya podido ocasionar a familias, comercios y hosteleros de la ciudad. Una de estas medidas aprobadas es la devolución de la tasa por veladores, terrazas y ocupación de vía pública que el Ayuntamiento hará de oficio.

De esta forma, los hosteleros, con terrazas o veladores en sus establecimientos, los vendedores de puestos, o por ejemplo, las casetas de churros que están en la vía pública, o los puestos de venta en el mercadillo municipal, no tendrán que realizar ningún trámite, pues el Consistorio realizará la devolución de oficio con la parte correspondiente al tiempo que dure el estado de alarma y que, por tanto, haya cesado la actividad.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha señalado que “esta es la primera medida de otras que pondremos en marcha para apoyar a este sector empresarial de la ciudad que ha visto mermada su actividad estas semanas ante esta situación extraordinaria”, y ha asegurado que “en los próximos días, presentaremos un plan de medidas urgentes económicas, fiscales y sociales para que los ciudadanos, comercios, empresas, emprendedores y familias sientan el alivio y apoyo del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón”.

Medidas adicionales

Entre las otras medidas adoptadas por el Cabildo, también se ha aprobado la ampliación del periodo voluntario de pago de sanciones hasta el 30 de abril, manteniendo la reducción del 50%, y pudiéndose ampliar más si sigue el estado de alarma.

Asimismo, se amplía el plazo de pago de las deudas en periodo ejecutivo ya notificadas, hasta el 30 de abril, y no se notificarán nuevas hasta que acabe el estado de alarma. Tampoco se iniciarán procedimientos de apremio o embargo.

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha habilitado un apartado especial en la página web municipal www.pozuelodealarcon.org con información sobre todas las medidas puestas en marcha a consecuencia de la pandemia motivada por el coronavirus COVID-19.