policía

La Policía Municipal de Pozuelo de Alarcón ha sido dotada de desfibriladores automáticos para sus vehículos patrulla. Con estos equipos, se espera mejorar los tiempos de respuesta ante una parada cardiorrespiratoria y el acceso temprano a la desfibrilación.

Durante el acto de presentación, la alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha puesto en valor estos equipos con los que salvar vidas. Además, ha ensalzado la labor de los agentes de la Policía Municipal al poder atender con el masaje cardiaco y reducir los tiempos de desfibrilación.

Los desfibriladores que se han presentado cuentan con la mejor tecnología del mercado y adaptada a los protocolos de las recomendaciones internacionales en reanimación cardiopulmonar. Además, llevan integrados los protocolos de reanimación cardiopulmonar para adulto y pediátrico.

Por ello, los agentes de la Policía Municipal se han instruido y formado en reanimación cardiopulmonar por el Servicio de Emergencias de Pozuelo de Alarcón- SEAPA- . El servicio actualiza y recicla la formación de los agentes en esta materia de forma periódica.

Pozuelo, ciudad “cardioprotegida”

Pozuelo de Alarcón es un municipio “cardioprotegido”. Los equipos de estos vehículos contarán de unos distintivos DESA (desfibriladores externos semi automáticos). Estos aparatos se suman a los instalados en las tres ambulancias y al del vehículo de intervención rápida.

También las dependencias municipales como los centros de mayores, la Escuela de Música y Danza, el MIRA Teatro, las bibliotecas o las instalaciones deportivas, entre otros, disponen de estos equipos