Visita tu Ayuntamiento

El Ayuntamiento ha activado una batería de medidas preventivas para facilitar la conciliación familiar y laboral a los trabajadores municipales ante el cierre de las actividades en guarderías, colegios y universidades por el Coronavirus en Pozuelo de Alarcón.

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, ha convocado una Junta de Portavoces Extraordinaria a primera hora de esta mañana para adoptar las medidas de colaboración a las anunciadas ayer desde la Comunidad de Madrid. En esta reunión se han tomado varias decisiones para hacer frente al Coronavirus en Pozuelo.

El Ayuntamiento, con el fin de colaborar con las medidas anunciadas ayer desde la Comunidad de Madrid frente al Coronavirus cierra las instalaciones públicas que conllevan aglomeraciones y actividades municipales. La Alcaldesa ha firmado un Decreto Municipal anunciando estas medidas y además ha emitido un bando municipal con el fin de informar con detalle a todos los ciudadanos y pedir su colaboración.

Por otra parte la Alcaldesa, Susana Pérez Quislant también se ha reunido con los sindicatos para estudiar las posibilidades laborales y así facilitar la conciliación familiar de todos los trabajadores municipales.

BATERÍA DE MEDIDAS DE CONCILIACIÓN POR EL CORONAVIRUS EN POZUELO

Tras esta reunión se ha activado una batería de medidas preventivas para facilitar la conciliación familiar y laboral a los trabajadores municipales ante el cierre de las actividades en guarderías, colegios y universidades.

Una de las primeras medidas viene motivada por la suspensión temporal de la actividad educativa presencial en todos los centros y etapas educativas, ciclos, grados, cursos y niveles de enseñanza. Así, los trabajadores con hijos menores de 14 años, cuya situación personal y laboral sea adecuada para la implantación de medidas de teletrabajo, podrán trabajar desde casa, cumpliendo su trabajo por objetivos y bajo la dirección del departamento correspondiente.

Otra de las medidas a implantar y dirigida a aquellos empleados públicos con hijos también menores de 14 años, pero que por su puesto no puedan trabajar desde casa, se ofrece la posibilidad de flexibilizar las cinco horas de trabajo de obligado cumplimiento, entre las 7.30 y las 18.30 horas, pudiendo cumplir el horario de manera fraccionada, si fuera necesario. No obstante, las Oficinas de Atención al Ciudadano, Policía Municipal y Servicio de Emergencias, seguirán prestando su servicio habitual. Los empleados que se acojan a esta medida tendrán que recuperar las dos horas restantes de las 7 horas de jornada laboral durante el resto del año.

Esta batería de medidas preventivas, también incluye una serie de restricciones como limitar las reuniones de trabajo a las imprescindibles. También se han instalado dosificadores de hidroalcohol en la entrada a los edificios municipales con afluencia de público y se han distribuido dosificadores de mesa.