Los colegios públicos de Pozuelo de Alarcón abren sus puertas este martes para alumnos de Infantil y de primero a tercero de Educación Primaria. La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, ha comprobado el funcionamiento del protocolo de seguridad de los colegios.

La dirección del centro ha aplicado con la regidora el mismo protocolo que seguirán cada día con los alumnos, con el fin de evitar la propagación del Covid-19.

Así, en primer lugar, le han tomado la temperatura y han comprobado que se echaba gel desinfectante en las manos. A continuación, Pérez Quislant ha desinfectado sus zapatos en la alfombra habilitada para ello en la entrada del centro San José Obrero de la localidad.

Una vez en el interior, la alcaldesa ha valorado “muy positivamente” las líneas marcadas en el suelo para controlar la dirección de los alumnos, que garantiza la seguridad entre ellos.

Por último, Pérez Quislant ha conocido las separaciones que los centros van a establecer en los patios, con el fin de que no se junten niños de distintas clases en los recreos.