obras

El Ayuntamiento de Pozuelo ha puesto en marcha las obras de mejora con la nueva rotonda en la intersección de la Avenida Juan XXIII con la calle Mártires Oblatos. El objetivo principal es facilitar la movilidad de la zona al encontrarse en una zona muy transitada. La rotonda facilitará el acceso a los colegios, centros de enseñanzas superiores, elcentro comercial y al nuevo centro universitario. 

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, junto al segundo teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Francisco Melgarejo, y la concejal de Obras, Almudena Ruiz, han supervisado la evolución de estos trabajos que está previsto que finalicen a mediados del mes de septiembre.

Además, esta avenida, es una de las principales arterias del municipio ya que une los cascos de Pozuelo Pueblo y Pozuelo Estación. Así, con esta nueva infraestructura se mejorará la movilidad y la seguridad vial en este entorno, se mejorará la fluidez de tráfico y, por tanto, la reducción de emisiones de CO2, entre otros.

Durante la visita estuvieron también presentes los responsables de ESIC, que es quien asume el coste íntegro de las obras. Los responsables han insistido en el beneficio que supondrá la rotonda a nivel ambiental. Con esta rotonda se pretende mejorar el paisaje del entorno al eliminar el núcleo de semáforos existentes.