El servicio de recogida y alojamiento de animales abandonados, vagabundos y/o perdidos continuará su labor en Pozuelo de Alarcón. La Junta de Gobierno Local ha aprobado el expediente de contratación de este servicio.

El objeto del contrato incluye la recogida de animales perdidos y/o abandonados de la vía pública, así como los que estén heridos o lesionados. El mantenimiento de las instalaciones, la gestión de la documentación administrativa; y el cumplimiento de un libro de registro electrónico en el que figuren los movimientos de entrada y salida de los animales, son otras de las gestiones que incluirá el servicio.

El contrato tendrá una duración de un año, a partir del próximo mes de septiembre, y será prorrogable por otro. El importe de licitación es de 89.965,39 euros.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha destacado “la importancia de este servicio para atender a los animales que se pierden o que son abandonados en la ciudad”.