La alcaldesa de Pozuelo, Susana Pérez Quislant, presidió la primera reunión del Comité de Alcaldes de la Comunidad de Madrid, que tuvo lugar esta mañana de manera telemática a causa de la situación provocada por la pandemia de COVID-19.

El principal objetivo de este grupo de trabajo, en palabras de Quislant, es “crear un laboratorio de ideas” para “unificar criterios e incrementar nuestra fuerza como alcaldes”. Al encuentro virtual, de aproximadamente una hora de duración, acudieron otros cuarenta alcaldes populares de la región, así el vicesecretario nacional de Territorial, Antonio González Terol, el portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida, el presidente nacional del Comité de Alcaldes, Xabier García Albiol, y la secretaria general de los populares madrileños, Ana Camins.

Durante su primera intervención, Pérez Quislant ha recalcado que el Comité de Alcaldes madrileños “es una apuesta del PP por el municipalismo y queremos que sea un instrumento de transmisión de ideas, porque los alcaldes somos los que realmente sabemos los problemas de los vecinos”.

Un Comité que no se queda en reuniones, sino que, tal y como anunció la alcaldesa de Pozuelo, “una vez al año tendremos un gran consejo de alcaldes donde llevaremos una memoria con las ideas que se hayan aportado”. Quislant también defendió la necesidad de convertirse en un referente de gestión y trasladarlo para que se puedan unificar las propuestas en un único discurso.

Por su parte, la secretaria general de los populares madrileños, Ana Camins, ha dado la “enhorabuena” a Pérez Quislant y al resto de los alcaldes madrileños por ser el primer frente de ayuda con sus vecinos cuando peor “lo estaban pasando”.