Pozuelo de Alarcón es una de las ciudades de España con más Banderas Verdes y comprometidas con el Medio Ambiente. De hecho, son ya 20 centros educativos los que ondean este distintivo, que otorga la Fundación Internacional de Educación Ambiental y del Consumidor, y con el que se reconoce la labor de estos colegios para cuidar y preservar el entorno. De este modo, Pozuelo de Alarcón sigue siendo uno de los municipios, no sólo pionero, sino también referente a nivel nacional en este ámbito.

El último centro en sumarse a esta amplia lista ha sido el colegio público Los Ángeles que ha recibido recientemente este reconocimiento. Con ello, el CEIPSO Los Ángeles celebra formar parte de la Red de Ecoescuelas y pone de manifiesto su compromiso con el medio ambiente, uno de los principales objetivos educativos del centro. De hecho, de la mano del Aula de Educación Ambiental del Ayuntamiento de Pozuelo, el colegio lleva a cabo diferentes iniciativas relacionadas con el reciclaje de los residuos, el ahorro energético, la disminución del consumo de agua o las acciones para promover la movilidad sostenible, entre otros.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha felicitado a profesores, alumnos, personal del centro y familias por haber contribuido con este proyecto y mantener su compromiso con el medio ambiente. “Una iniciativa por la que apostamos en Pozuelo, desde hace ya muchos años, convencidos de que estos valores deben trabajarse desde todos los ámbitos, pero, fundamentalmente, desde la base de nuestra sociedad; desde las escuelas, colegios e institutos”, ha destacado la primer edil.

La Red Ecoescuelas cuenta en la Comunidad de Madrid con más de 70 centros educativos participantes entre institutos, colegios, centros de educación especial y centros de adultos; 500 centros en España y más de 51.000 en todo el planeta, estando presente en todos los continentes. 

Nuevo reto “0 Plásticos”

Pero el compromiso de Los Ángeles no finaliza con la concesión de esta Bandera, pues este centro se propone ahora eliminar paulatinamente los plásticos de un solo uso. Para ello, ha puesto en marcha una suma de pequeñas iniciativas dentro de la metodología de “aprendizaje basado en retos”, como la eliminación de envoltorios de plástico y aluminio en los almuerzos, con medidas que facilitan a los alumnos el uso de envases reutilizables o bolsas de uso permanente fabricadas por los propios escolares. 

El Ayuntamiento apoya esta iniciativa a través del taller escolar de Educación en Comunicación y Tecnologías dirigido a alumnos de 5º de Primaria, para comunicar el proyecto y la información a los alumnos, así como al conjunto de la comunidad educativa. 

Además, el Consistorio organiza conferencias en los centros educativos para concienciar a los padres sobre el problema real que generan los residuos de plásticos si no se gestionan adecuadamente y la necesidad de reducir su consumo. Los colegios interesados en celebrar estas sesiones informativas, que cuentan con la colaboración de Metro Ligero Oeste, pueden solicitarlo a través del Aula de Educación Ambiental.