controla los aforos

La Policía Municipal de Pozuelo de Alarcón ha iniciado una nueva campaña de control de aforos en todas las terrazas e interiores de locales de ocio y hostelería, realizadas por patrullas de seguridad ciudadana y agentes de la unidad de Medio Ambiente. De esta forma, siguen velando por el cumplimiento de las normas anti-COVID-19.

El objetivo de esta nueva ronda de controles, que se suma a otras que ya se han hecho en las últimas semanas, es el de prevenir contagios por Covid-19 e informar sobre las últimas normas. Así, durante estos días, los agentes contactan con los propietarios de los establecimientos para recordarles las normas vigentes y la importancia de que las cumplan. Asimismo, los policías atienden las peticiones o avisos realizados por los vecinos y comprueban la situación para proceder a denunciar o valorar el caso.

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ha destacado que “el Ayuntamiento no baja la guardia en ningún momento, ni escatima esfuerzos para contribuir a que entre todos paremos esta pandemia”. Así, ha remarcado la necesidad de que “todos cumplamos las normas y respetemos las normas establecidas”.

Pozuelo intensifica estas campañas de control

El Ayuntamiento ha intensificado en los últimos meses estas campañas de control y vigilancia a la par que ha puesto en marcha diferentes iniciativas para concienciar sobre la importancia de cumplir con estas medidas y normas para que, con la responsabilidad de todos, se pueda frenar esta pandemia.

En este sentido, en los últimos días ha lanzado una campaña de concienciación para recordar las principales medidas de protección frente al virus con mensajes como “Evita la vida social”, “Lávate las manos con frecuencia”, “Mantén la distancia de seguridad” y “Usa mascarilla”, junto al lema “Protégete tú y protégenos a todos”, que están presentes en los mupis de las calles de la ciudad, en los edificios municipales, en los centros escolares, en autobuses y vallas y en las redes sociales del Consistorio.

También está en marcha una iniciativa para concienciar a los jóvenes sobre la importancia de usar mascarilla. De hecho, un equipo de monitores está visitando las zonas frecuentadas por jóvenes, de entre 12 y 30 años, para recordarles estas medidas y la responsabilidad que tenemos todos.