Parque Forestal Somosaguas

El parque Forestal de Somosaguas es un espacio verde cuyos orígenes se remontan al siglo XVI. En aquella época era propiedad de Felipe II, quien lo elevó a la categoría de Real Sitio y era utilizado por la corte como jardín privado de su majestad. A día de hoy, es un lugar perfecto para desconectar y respirar aire puro, para recargar pilas y tomarse un descando ante el estrés del día a día.

Un poco más de historia

A principios del siglo XX se transformó en una ampliación de la Casa de Campo y se convirtió en lugar de caza para el rey Alfonso XIII, dada la abundancia de diferentes especies cinegéticas. Fue en 1931, momento en que La Casa de Campo pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Madrid, cuando pasó a utilizarse como zona de recreo de los madrileños, hasta convertirse con el paso del tiempo en un vertedero de escombros.

En 1991, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón comienza las obras de regeneración del parque, que concluyen dos años después y de las que se obtiene un área de recreo de 150 hectáreas de extensión. Se ordenaron 1.500.000 m2 de superficie, cuya reforestación se llevó a cabo con la plantación de 25.000 especies arbóreas y 95.000 arbustivas (pino piñonero, encina, roble, chopo, fresno, aliso, lavándula, tomillo y santolina). Además, posee dos lagunas de 7.000 metros cuadrados.

El Parque Forestal Adolfo Suárez

El Parque Forestal Adolfo Suárez es el verdadero pulmón verde de Pozuelo. Se trata de una amplia zona natural, perfecta para acudir en familia, disfrutar de una comida al aire libre, un tranquilo paseo o hacer deporte por sus distintas rutas, perfectas para el running o la bicicleta. La superficie del parque está dividida en diferentes zonas, como la de miradores, la ripícola, la forestal de transición, los lagos, la de estancia y disfrute de uso público, la de protección de carreteras o el vivero.

Parque Forestal de Somosaguas

Las sendas del Parque Forestal Adolfo Suárez

Este espacio natural ofrece cuatro rutas principales, perfectas para el senderismo y el ciclismo. Las más visitadas son la Senda Botánica de la Antequina, que cuenta con 3,2 kilómetros y la Senda del Roble, de 2 kilómetros. Además, dispone de otras dos rutas que son bastante curiosas: la del Corazón y la de los Sentidos, que permiten a los visitantes descubrir el medio ambiente de Pozuelo, a través de los sentidos, realizando pruebas y sencillos juegos.

El parque es un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza, con una flora exuberante que mezcla encinas con quejigos, alcornoques, arces, pinares y robles. Vegetación de ribera que se completa con olmedas, fresnedas y saucedas para conformar su apreciada senda botánica.

Por otro lado, goza de una gran riqueza faunística, en la que predominan liebres, perdices, ardillas, cigüeñas y garzas. Antiguamente, se podían observar también ciervos y gamos. Sus dos lagos, en el interior del parque, han supuesto que un gran número de anátidas los utilicen como zona de descanso en sus viajes migratorios.

El entorno del parque de Somosaguas, el Aula de Educación Ambiental

Aparte de ser un espacio sostenible y comprometido con el Medio Ambiente, perfecto para el ocio, ofrece otras interesantes perspectivas. Dentro del parque, podemos encontrar el Aula de Educación Ambiental de Pozuelo, que dispone de un terreno de dos hectáreas abiertas al público como lugar de reflexión y de sensibilización con el planeta. Desde 1994, sus responsables organizan distintas actividades como el “hospital de plantas”, un espacio donde se cuidan aquellas plantas que están en mal estado. Además, el Centro de Recursos de Educación Ambiental para la Sostenibilidad (CREAS), gestiona un número importante de proyectos en el aula, cancelados por el momento por la pandemia de Covid-19. Como dato de interés, el edificio se fabricó con los principios de construcción sostenible y gestiona el agua, la energía y sus residuos de manera autosuficiente.

El Aula de Educación Ambiental

Húmera

El casco urbano de Húmera se incorporó al municipio de Pozuelo en el siglo XIX. El casco urbano aún refleja su carácter rural, cuya tranquila vida gira en torno a su plaza. Ofrece varios restaurantes para comer y la iglesia de Santa María Magdalena. Su proximidad con la Casa de Campo ha permitido también la presencia de picaderos de caballos que ensalzan ese carácter rural y natural de la zona.

El Campus de Somosaguas

La Universidad Complutense estableció el Campus de Somosaguas a mediados de los años setenta y sus instalaciones han ido creciendo y completándose con prestigiosas facultades como la de Económicas, Empresariales, Políticas y Sociología. Un hallazgo reciente de restos paleontológicos en su recinto ha dado lugar a campañas de excavación y a múltiples investigaciones sobre la prehistoria de Madrid.

Una ruta en bicicleta para este verano. Del Campus de Somosaguas al Lago de la Casa de Campo

Una ruta interesante para disfrutar de la bici es la que transcurre desde el Campus hasta el Lago de la Casa de Campo. Saliendo por el Portillo de los Pinos, se puede seguir hacia el Teleférico y desde allí, bajar a las estaciones de Metro de Lago o Príncipe Pío. Supone 12 kilómetros de ruta y como guinda podemos usar el Teleférico para llegar a Madrid.

El itinerario discurre casi siempre por carril bici, carreteras y caminos cerrados al tráfico, salvo en el tramo urbano de Húmera. La mayor dificultad se encuentra en la subida desde Húmera a la entrada de la Casa de Campo (Portillo de los Pinos).

Cómo llegar al Parque Forestal

Puedes llegar a Parque Forestal de Somosaguas en Autobús, Metro o Tren. Éstas son las líneas y rutas que tienen paradas cercanas:

  • Autobús: Autobús – 561, Autobús – 563, Autobús – 
  • Tren: Tren – C10, Tren – C7
  • Metro: Metro – M-10

Para ir en coche la dirección es:

  • Camino Cementerio, 3, 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid