Ayuntamiento de Pozuelo

El Gobierno municipal va a destinar más de 80.000 euros al año para eliminar las pintadas de los espacios públicos, tras adjudicar esta semana la Junta de Gobierno Local el contrato para el servicio.

El nuevo contrato, que tendrá una duración de dos años, y prorrogable, otros dos, se centrará en espacios públicos, es decir, en todos los elementos municipales y de uso residencial en la parte que colindan con la vía pública.

De este modo, la eliminación de pintadas se realizará en fuentes y monumentos de los espacios públicos abiertos de responsabilidad municipal como calles, plazas o zonas verdes, entre otros. Asimismo, se limpiará cualquier elemento del mobiliario urbano instalado en dichos espacios como pueden ser bancos, farolas, barreras acústicas, mobiliario urbano de publicidad, contenedores y en general cualquier elemento de responsabilidad municipal situado en la vía pública.

De la misma manera, este servicio de limpieza especial actuará en las fachadas, muros de cerramiento u otros elementos exteriores de los diferentes edificios municipales como son el Ayuntamiento, las bibliotecas municipales o polideportivos, entre otros. Además, estos trabajos se realizarán en los exteriores de domicilios particulares y en los exteriores de los edificios de entidades sin ánimo de lucro, siempre que la superficie a limpiar límite con la vía pública, e incluidos los cerramientos y puertas de acceso. Además, este nuevo contrato incluye mejoras sobre insonorización de los equipos de limpieza.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha insistido en “el gran esfuerzo inversor que se realiza para mantener limpia la ciudad, para que todos disfrutemos de un entorno limpio y agradable” y ha agradecido “la colaboración ciudadana para mantener limpias
nuestras calles”.