Las calles de Pozuelo de Alarcón han acogido esta semana las primeras pruebas en España del bus eléctrico cero emisiones ‘Citea’, low entry, clase I. El objetivo es comprobar que este vehículo puede prestar el servicio en líneas del Consorcio de Transportes de Madrid en ámbito urbano con total garantía. El autobús es totalmente eléctrico y pertenece al grupo AVANZA.

El autobús supone un beneficio en menos contaminación, tanto ambiental como acústica. Tiene una longitud de 12,900 m, capacidad para 60 pasajeros (44 sentados y 16 de pie). El vehículo cuenta con una capacidad embarcada de baterías de 288kWh, cuya carga lenta (4-5 horas) se efectuará en las instalaciones de Avanza en Pozuelo de Alarcón.

AVANZA y el Ayuntamiento de Pozuelo

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, junto con el concejal de Seguridad y Movilidad, Pablo Gil, han asistido a la prueba. La prueba se ha realizado desde la plaza de las Américas y por el Camino de las Huertas. En ella, se ha comprobado que el vehículo es capaz de cumplir con los horarios establecidos y que dispone de autonomía suficiente para cumplir con todas las garantías.

La regidora ha destacado “la apuesta de Pozuelo por un modelo de transporte sostenible” y ha agradecido al grupo AVANZA realizar esta demostración en Pozuelo. La alcaldesa ha subrayado el interés en que muy pronto este autobús, cien por cien eléctrico, esté circulando por las calles de la ciudad.

Pozuelo de Alarcón, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid y el grupo AVANZA apuestan por un modelo de transporte limpio, fiable e inteligente. El objetivo es que sustituya, en el futuro, los vehículos que utilizan energías provenientes de hidrocarburos de origen fósil, por energías limpias.